La Escuela Digital


          B I O G R A F Í A S

Presbítero Dr. José María Pérez Castellano.


Soliciten por el Correo las biografías que necesiten y que no encuentren en la lista.



Presbítero Dr. José María Pérez Castellano.

Nacido en Montevideo en 1743 y fallecido en la misma ciudad en 1815, el Presbítero Dr. José María Pérez Castellano fue un sacerdote que se destacó por sus actividades en la época final de la colonia y al inicio de la época de la Independencia.

En la época de su juventud Montevideo todavía era una ciudad incipiente, que cuando él nació ni siquiera tenía un Gobernador - el primero fue designado en 1749 - por lo cual, para seguir sus estudios sacerdotales, debió hacerlo en Buenos Aires; pero al cabo de ellos regresó a su ciudad natal.

En oportunidad de las invasiones inglesas de 1807, Pérez Castellano se convirtió en uno de los adalides de la resistencia, oponiéndose a quienes propiciaban la rendición de la plaza frente al intenso cañoneo de los invasores.

En su carácter de ciudadano destacado de Montevideo, fue integrante del Cabildo Abierto del 21 de setiembre de 1808, que creó la Junta de Gobierno de Montevideo, separándose de la dependencia del Virrey de Buenos Aires.

Pérez Castellano se destacó como uno de los más firmes defensores de la idea de que los americanos tenían el mismo derecho que los españoles de la Península, a constituir Juntas para retener el gobierno originario, frente a la deposición de la Corona a consecuencia de la invasión de España por los franceses encabezados por Napoléon Bonaparte; siendo por lo mismo un precursor del llamado Movimiento Juntista de América, en que se originó el proceso de la Independencia Americana.

En el Congreso de la Capilla Maciel, de diciembre 1813, en que se deliberó acerca de los conceptos de la Banda Oriental respecto de la Asamblea Constituyente de las Provincias Unidas del Río de la Plata a realizarse en Buenos Aires - de donde surgieron las Instrucciones del Año XIII - Pérez Castellano fue integrante como diputado por la Villa de Minas. De las deliberaciones que allí tuvieron lugar, él escribió un resumen que llamó “Relación”, y que tiene un extraordinario valor histórico, como testimonio pormenorizado de lo que ocurriera en ese Congreso.

A pesar de su identificación con el movimiento patriótico que imperaba en su época, Pérez Castellano sostuvo su lealtad a la Corona española; motivo por el cual, cuando el movimiento surgido a raíz de la invasión napoleónica en España, se orientó en América en un sentido independentista, se alejó de la actividad política.

A partir de 1814 se retiró a su casa situada en las riberas del Arroyo Miguelete, concentrándose en sus estudios sobre las actividades de la agricultura, que había iniciado en 1773. En 1848, ya fallecido, fueron publicadas sus “Observaciones sobre Agricultura”, que había estructurado a partir de 1813 a instancias del gobierno, con la finalidad de mejorar los conocimientos agrícolas de los campesinos orientales. Es una obra que tiene un enfoque esencialmente práctico de acerca de los cultivos, y que constituye un muy importante estudio y descripción de la flora de nuestro país.

Pérez Castellano siempre consideró que la ampliación del conocimiento y el tesón en el trabajo eran los valores que permitirían alcanzar un mejor desarrollo de la economía y una mejor calidad de vida para los habitantes; por lo cual, además de dedicarse a estudiar y organizar los conocimientos necesarios para la agricultura de nuestros campos, formó una importante biblioteca.

A su fallecimiento en 1815, instituyó en su testamento un legado integrado por sus libros, su casa y rentas de sus propiedades, destinado a crear y sostener una biblioteca pública; lo cual ha sido el origen de la fundación de la Biblioteca Nacional.



Retorno a lista de biografías